La nueva ley de Protección de Datos, es la Ley Orgánica 15/1999 de 13 de Diciembre, sobre PROTECCIÓN DE DATOS DE CARÁCTER PERSONAL.

Esta ley, que entró en vigor en el mes de Enero de 2000, estableció tres plazos para adaptarse a la misma.

Sabías que….

Los propietarios de los datos de carácter personal NO son las empresas. Lo son los sujetos de los que se obtienen estos datos.

Es decir, Usted es el propietario de los datos referidos a su persona que manejan las empresas, y por tanto, Usted tiene el derecho a gestionar esta información.

Esta Ley regula y plasma sus derechos y las obligaciones de las empresas por la utilización de este tipo de datos.

Cualquier fichero que contenga datos de carácter personal debe cumplir ciertos requisitos, y estar inscrita en el Registro de la Agencia de Protección de Datos.

En el caso de no ser así incumple la legislación vigente, y es susceptible de ser multado con multa de hasta 600.000 € (100 millones de ptas).

Cualquier empresa, organismo o entidad de carácter público o privado que maneje y utilice datos de carácter personal.

Cuando nos referimos a datos de carácter personal hablamos de datos de trabajadores, clientes, alumnos… es decir, datos de una persona física.

 

Qué es la LOPD la nueva ley de Protección de Datos y su cumplimiento

El cumplimiento viene derivado por dos normativas

 

La Ley Orgánica de Protección de Datos (LOPD). Esta Ley lleva vigente desde 1999 y junto con la normativa de la LOPD forman el reglamento de medidas de seguridad.

La Agencia Española de Protección de Datos. Surgió también en 1999 a la vez que la normativa de la LOPD. Esta entidad es la que regula y sanciona el incumplimiento de esta normativa. Esta normativa complementa a la LOPD, no la sustituye.

 

Qué es la LOPD la nueva ley de Protección de Datos

Cualquier sujeto legal, en el sector público o privado, que, en el curso de su actividad, recopile datos personales debe adaptarse a la Ley Orgánica de Datos vigente.

La LOPD establece un conjunto de principios, derechos y deberes que las organizaciones deben cumplir. Su objetivo principal es garantizar que los datos proporcionados por los usuarios se traten de la manera correcta.

Por este motivo, las empresas, asociaciones, administraciones o los trabajadores por cuenta propia que tratan con datos personales a diario deben considerar las siguientes preguntas para determinar si cumplen con la LOPD.

  • ¿Qué constituyen los datos personales?
  • ¿Qué es un archivo?
  • ¿Qué se entiende «tratar con datos»?
  • En el caso de manejo de datos, ¿hay algún dato exento de la LOPD?
  • ¿Qué obligaciones existen?

La adaptación a la nueva Ley Orgánica de Protección de Datos sigue siendo un tema pendiente para muchas empresas, pero el incumplimiento.

Además de generar desconfianza entre los usuarios, puede costarle al propietario de una empresa entre 600 y 60.000 € en sanciones económicas.

Por lo tanto, se recomienda la adaptación a la LOPD. Además de una auditoría adecuada por parte de profesionales de confianza que puedan atender cualquier consulta relacionada con la confidencialidad de la información.

Esta es la única forma en que el propietario de una empresa podrá evitar sanciones en caso de una inspección por parte de la Agencia Española de Protección de Datos.

Además, cada persona dentro de una empresa con acceso a datos personales debe conocer las normas de seguridad que afectan el desempeño de sus funciones y las consecuencias del incumplimiento.